Brooklyn

Spanish Wine Cellar – Nueva York

Uno de los objetivos que nos marcamos este año fue introducir nuestros vinos en el mercado estadounidense.

Por ese motivo el miércoles 13 y el jueves 14 de Julio estuvimos presentes en la feria Spanish Wine Cellar, organizada por el ICEX en Nueva York.

Salimos desde Santiago el domingo 10 y aterrizamos en el aeropuerto JFK con 6 horas de retraso tras una eterna escala en Casablanca. Cogimos el metro dirección Brooklyn y después de una hora de trayecto llegamos a nuestro ansiado destino.

Brooklyn

Tanto el lunes como el martes los dedicamos a preparar las reuniones que teníamos cerradas y no dejar nada a la improvisación. El miércoles fue el acto de presentación en el que nos conocimos los diferentes bodegueros e importadores que participábamos en el evento durante un catering y posterior cena de networking.

El segundo día del programa se centró exclusivamente en mantener reuniones individuales con los importadores. En total tuvimos 17 reuniones con importadores nacionales y regionales.

IMG_20160714_091958

Para poder participar en esta feria era obligatorio que los vinos fuesen previamente valorados y puntuados por expertos catadores del programa Wine Enthusiast Importer Connection, supuestamente la mayor revista mensual dedicada exclusivamente al mundo del vino y que se ha convertido en una guía indispensable de las últimas tendencias, puntuaciones y análisis de vinos de todo el mundo.

Sólo aquellos vinos que obtuviesen una puntuación mayor a 85 puntos podrían ser presentados en la feria y además serían incluidos en la base de datos de dicha revista. Nosotros nunca inscribimos nuestros vinos en este tipo de catas, pero debido a que era un requisito previo a la participación en el programa no nos quedó más remedio. Obtuvimos unos resultados realmente buenos, siendo nuestros 2 albariños los vinos blancos con mayor puntuación y la verdad es que nos resultó de gran ayuda.

La vuelta la teníamos para el Domingo día 17, desde Nueva York a Santiago haciendo escala en Madrid. El viernes por la mañana lo aprovechamos para hacer unas visitas que teníamos programadas a importadores que no asistieron al evento y por la tarde y todo el Sábado aprovechamos para conocer la ciudad, no va a ser solo trabajar!!

Ahora crucemos los dedos y esperemos que fructifique alguno de los muchos contactos que hicimos.