IMG_20160825_173725

Recta final cosecha 2016

Este verano está siendo bastante complejo debido a la climatología tan caluroso y escaso en precipitaciones, con pérdidas importantes y problemas en la maduración y desarrollo.

El mes de Junio fue un mes de transición bastante típico entre un tiempo caracterizado por las borrascas a otro en el que las altas presiones aparecen más frecuentemente.

A pesar de que sus medias se sitúan en general cerca de la normalidad, esto se debe a que tuvimos dos períodos, a principios y a finales de mes, de anticiclón con elevadas temperaturas. Sin embargo a mediados de mes hubo una intensa borrasca con nieblas y humedad lo que provocó un brote de mildiu que tuvo un importante impacto.

A pesar de que estuvimos muy encima del viñedo y aplicamos los tratamientos fitosanitarios pertinentes, no conseguíamos remitirlo. La única explicación que le encontramos es que hayamos sufrido el ataque de una cepa de mildiu resistente a los anti-mildius que aplicamos. De todas formas, a base de trabajo y eliminar todas las partes de la planta afectadas, tanto hojas como uvas, conseguimos frenarlo a tiempo y reducir su incidencia.

Una vez remitieron las borrascas, a mediados de mes predominaron las condiciones anticiclónicas prácticamente la totalidad de los días, con aires procedentes del norte de África o del sur de la península. Esto provocó que no hubiese precipitaciones y las temperaturas fuesen muy elevadas.

Septiembre está dando continuidad a este tiempo lo que provoca que este sea el verano más seco de la historia de Galicia. Esto unido a la ausencia de precipitaciones está dificultando el desarrollo de la vid y sus frutos.

IMG_20160825_173725

Nosotros nos vimos obligados a regar las cepas plantadas este año y todo el viñedo de Espadeiro porque las plantas corrían el riesgo de sufrir deshidratación. La foto la sacamos el Viernes 26 de Agosto y ya veis en qué estado se encuentra el envero.

El Espadeiro está plantado en un monte que por la incidencia del sol llamaban “O cacharelo de Pardavila”, mientras que las cepas recién plantadas aún no tienen desarrolladas sus raíces por lo que su resistencia es mínima.

Si Septiembre continúa igual, seguramente nos veremos obligados a realizar una nueva riega.